Traducciones de esta página:

Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:aplicaciones:the_knife

The Knife

Ficha

Knife_cover_1.jpg
Compañía Aries
Distribuidora Hisoft
Año 1986
Género Editor de sectores
Controles Teclado
Lenguajes Inglés
Estado Preservado

Capturas

Knife_Screenshot01.png Knife_Screenshot03.png
Knife_Screenshot02.png Knife_Screenshot04.png

Descripción

The Knife es un editor de sectores, la herramienta mas útil para un ordenador, que nos permitirá incluso recuperar ficheros borrados.

Nos permite examinar y alterar el contenido de un disco, eso si, a través de las divisiones que en él han quedado marcadas al ser formateado: pistas y sectores. En realidad, se trata de una versión revisada del Knife ya editado hace tiempo para los CPC, siempre que trabajaran bajo CP/M 2.2. Este Knife puede correr tanto con CP/M 2.2 como con CP/M Plus. Eso quiere decir que puede ser utilizado por toda la gama CPC (464, 664, 6128) y PCW (8256 y 8512).

The Knife engloba varias herramientas: KNIFE, KNIFE2, KNCONFIG. WDEL, SDIR, WPIP y por último UNERA. El primero es el editor de sectores propiamente dicho; el segundo (KNIFE2) es también un editor de sectores, pero con algunas diferencias esenciales con respecto al anterior: KNCONFIG permite configurar el teclado para el KNIFE2, además de poder alterar el número de pistas que KNIFE2 espera encontrar en un disco; borrar ficheros de forma selectiva es la finalidad de WDEL: el quinto produce un listado de los ficheros de un disco de forma detallada; WPIP es un copiador para realizar transferencia de ficheros entre dos discos y UNERA sirve para “desborrar” o recuperar un fichero que haya sido borrado del disco.

Como ya se ha dicho, dos son los editores que se encuentran en The Knife. Esto responde a una filosofía clara: que tanto el usuario experto como el novicio dispongan de una herramienta adecuada a sus necesidades. Así, KNIFE se caracteriza por su sencillez de manejo, mediante un menú de opciones permanentemente en pantalla y una presentación del contenido del sector leído en ese momento muy sencilla y fácil de comprender (poniendo en relación de forma directa la lectura hexadecimal con la ASCII). Por otra parte, KNIFE2 es mas “profesional”, no sólo en la visualización (con dos columnas separadas para la información hexadecimal y la ASCII, como es lo acostumbrado en este tipo de utilidades), sino en las diversas opciones disponibles –y que son básicamente las mismas que las de KNIFE–, a las que se accede mediante comandos de teclado. Además,de estas diferencias, hay una gran e importante divergencia: KNIFE gestiona la información por sectores lógicos (128 bytes), mientras que KNIFE2 lo hace por sectores reales (512 bytes).

Las opciones que brinda KNIFE permiten moverse a través del disco avanzando o retrocediendo un sector; situarse de forma directa en el lugar deseado eligiendo la pista y sector en cuestión; volcar por impresora el contenido de un registro; realizar cambios en la información; grabar el registro en cuestión en el disco (esto debe hacerse cada vez que se haya modificado algo, pues de lo contrario el cambio se perdería); y buscar una cadena. Igual trabaja la opción Mirar un Fichero, con la cual, además de ver los registros del fichero en secuencia, se puede seleccionar un área de usuario.

Por su parte, KNIFE2 presenta en pantalla tan sólo la información del registro leído, sin ningún tipo de menús. En realidad, solo se visualiza la mitad del registro de una sola vez. El cursor aparece directamente sobre el primer byte. Para pasarlo a la columna ASCII basta con pulsar el tabulador. Tanto en la parle hexadecimal como en la ASCII las modificaciones se hacen de forma directa escribiendo encima de lo antiguo la nueva información.

Todas y cada una de las opciones de este editor se activan mediante una combinación de determinadas teclas asignadas a ]a tarea en cuestión. Algunas de las opciones que tiene KNIFE2, pero ausentes en KNIFE son: localización de bytes, escritura de un sector en cualquier posición, repetir el rastreo de una cadena, seleccionar un nuevo bloque y avanzar o retroceder en los bloques. Además de todo esto, KNIFE admite discos de doble densidad formateados en la unidad B del PCW (720 Kb), aunque pueden surgir algunos problemas con los bloques de 16 bytes en las entradas del directorio.

Sin duda, la mayor virtud en ambos editores es su potencia. Como prueba, se “machacaron” las pistas de directorio de un disco con el KNIFE, de tal forma que algunos ficheros no eran reconocidos y los que lo eran no podían ser leídos ya que las marcas de directorio estaban alteradas. Bien, pues con el KNIFE2 se pudo recuperar toda la información extrayéndola por registros y almacenándola en otro disco, donde después fue organizada y recompuesta. Aunque es cierto que el KNIFE2 es mucho más cómodo de utilizar que el KNIFE, esto no quiere decir que éste sea menos potente o capaz. A pesar de que el KNIFE2 corre sin problemas bajo CP/M Plus, es preferible utilizar la versión que ya viene configurada, el KNIFE2J, debido a las diferencias en algunos de los códigos del teclado.

Herramienta extra

Pero, además de los editores, en el disco se incluyen una serie de herramientas de apoyo para completar un verdadero juego de utilidades. En primer lugar están las que podríamos llamar herramientas menores, pues no son ni más ni menos que versión de comandos CP/M mejorados o simplificados. La primera de estas herramientas es WDEL, un programa que permite borrar ficheros selectivamente; lo cierto es que apenas difiere del ERASE de CP/M con la opción [c] que pide confirmacion antes de borrar cada fichero. A continuación encontramos SDIR que muestra una lista detallada de todos los ficheros que contiene el disco, mostrando el nombre del fichero, el número de extensión examinada, número de registros de esa extensión y si el fichero es de lectura/escritura, sólo lectura, de sistema o de directorio; toda esta información también la suministra DIR [full]. Por último, nombrar a WPIP un copiador de ficheros que pide confirmación antes de efectuar la copia (igual que la opción [c] de PIP).

Recuperar lo valioso

No es extraño que borremos sin querer un fichero (sobre todo al efectuar borrados de forma indiscriminada). Recuperar estos ficheros borrados es la tarea de UNERA. Basta con darle el nombre y extensión del fichero que se quiere recuperar y el se encarga de buscarlo y restaurarlo. La única solución que se ofrecía antes era intentar recuperar un fichero mediante la opción del LocoScript de recuperar un fichero del “limbo”, sin embargo, esto no siempre funciona debido a que el fichero se ha corrompido en parte. Tras numerosas pruebas, es posible hablar de que es más sencillo y sobre todo más eficaz restaurar ficheros con el KNIFE2 que con UNERA. Lo que realmente hace UNERA es buscar en las pistas de directorio una cadena igual a la que le suministramos como nombre del fichero y una vez que la localiza pone su primer byte a cero. Bien, pues eso mismo es posible hacer con KNIFE (se puede hacer que él mismo busque la cadena del nombre o ir directamente a la pista de directorio, la cual suele ser la 1 y sus sectores 0 y 1), pero es sorprendente ver cómo ficheros que no aparecen en directorio, que LocoScript no reconoce como ficheros en el “limbo” y que UNERA no consigue encontrar, aparecen con KNIFE2 y pueden ser restaurados con sólo cambiar la serial de que están borrados (el primer byte con valor E5 hexadecimal o 08 si han sido borrados con LocoScript) por el mismo byte a cero.

El último fichero, ya que no es una herramienta propiamente dicha, es KNCONFIG, que permite configurar los codigos de teclado para que el usuario asigne cada opción del KNIFE2 a la tecla que quiera. Pero, además de poder definir las teclas, el KNCONFIG hace posible modificar el número de pistas que KNIFE2 debe leer en el disco. Esto último es bastante peligroso, ya que si, por ejemplo, se obligara al cabezal a leer por detrás de la última pista éste podría salir dañado con casi total seguridad.

En resumen

El paquete se acompaña de un pequeño manual muy claro y sencillo, pero que está escrito pensando en la versión anterior que sólo corría bajo CP/M 2.2, por tanto la gama CPC. Para intentar solucionar esto, en el mismo disco aparece el fichero READ.ME, un completo resumen de las principales diferencias y novedades que incluye el nuevo Knife con respecto a su versión antigua.

The Knife es indudablemente un interesante conjunto de herramientas que vienen a tapar el hueco de este tipo de sotfware para PCW. Al usuario inexperto le fascinará darse cuenta de los nuevos campos de posibilidades que le abre un editor de sectores tan potente: Al experto le vendrá muy bien disponer de un paquete semejante que le va a permitir extraer mucho más provecho a su PCW.

Carátula

Knife_cover_front_1.jpg Knife_cover_front_2.jpg

Manual

Knife_manual_01.jpg Knife_manual_02.jpg Knife_manual_03.jpg Knife_manual_04.jpg Knife_manual_05.jpg Knife_manual_06.jpg Knife_manual_07.jpg Knife_manual_08.jpg Knife_manual_09.jpg Knife_manual_10.jpg Knife_manual_11.jpg Knife_manual_12.jpg
Knife_manual_13.jpg Knife_manual_14.jpg Knife_manual_15.jpg Knife_manual_16.jpg Knife_manual_17.jpg Knife_manual_18.jpg

Disco

Knife_disc_1.jpg Knife_disc_2.jpg

Extras

Knife_extra.jpg

Descarga

Enlaces

es/aplicaciones/the_knife.txt · Última modificación: 2015/10/18 13:26 (editor externo)